Aniversario de Veterinarios

El Dr. Néstor Tadich, Decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias Universidad Austral de Chile, envió una interesante carta al diario El Mercurio, donde hace mención al aniversario del Colegio Médico Veterinario, poniendo el acento en la cantidad y calidad de las universidades que imparten la carrera de Medicina Veterinaria.

Señor Director: El pasado 7 de octubre se cumplió un aniversario más de la promulgación en el Diario Oficial de la ley 11.901, fecha en la que se constituyó el Colegio Médico Veterinario de Chile y que actualmente es festejada como el "Día del Médico Veterinario". En nuestro país, esta profesión comienza a desarrollarse durante los primeros años del siglo pasado; no obstante, sus inicios a nivel mundial se remontan al año 1762, con la creación de la primera Escuela de Veterinaria en Lyon, Francia. En este contexto, me permito destacar la amplia labor que a través del tiempo hemos realizado los profesionales en medicina animal, la cual no sólo se restringe a la medicina de especies domésticas, sino que incorpora a la bioseguridad alimentaria, la producción de alimentos de origen animal, el desarrollo de biotecnologías reproductivas, el mejoramiento genético, la preservación de la biodiversidad animal, la vida silvestre y la salud pública, entre otras áreas. Debido a la importancia de nuestra profesión en la sociedad, en el año 1991 escribí a "El Mercurio" alertando acerca del crecimiento inorgánico de escuelas de medicina veterinaria en el país, preocupación que en el presente superó lo que yo consideraba un exceso en esa época, ya que actualmente existen alrededor de 30 escuelas de Medicina Veterinaria, muchas de ellas de dudosa calidad. Dicha situación no sólo ha traído como consecuencia una sobreoferta de profesionales, sino que además una formación deficiente de los mismos, y si bien el Estado delega en las universidades el rol formador de profesionales, es un deber de éste contar con los mecanismos que controlen la calidad del producto. Ya no es suficiente que una universidad esté acreditada; también lo deben estar sus carreras, y si éstas se imparten en más de una sede, todas ellas deben tener la misma calidad de enseñanza. Finalmente, y por la responsabilidad que poseen los médicos veterinarios en el mantenimiento de la salud de la población animal, la salud pública y el manejo de medicamentos (antibióticos, hormonas, etcétera), se hace imprescindible que exista un examen nacional de acreditación profesional, tal como el que existe para medicina humana. Con eso aseguraríamos que, independientemente de la casa de estudios superiores donde se formó el veterinario, éste se encuentre calificado para ejercer la profesión con estándares adecuados, tal como lo demanda la sociedad chilena en su camino hacia el desarrollo. Néstor Tadich Decano Facultad de Ciencias Veterinarias Universidad Austral de Chile Fuente: Cartas al Director, El Mercurio, 11/10/2010

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.