Brasil Pone en Marcha una Legislación más Dura en Materia de Inspección de Productos de Origen Animal

El presidente de Brasil, Michel Temer, y el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, han anunciado la puesta en marcha de una nueva legislación en materia de inspección de productos de origen animal (RIISPOA). Uno de los cambios fundamentales ha sido incrementar las multas a imponer que pasan de 15.000 reales (4.500 euros) a 500.000 reales (148.000 euros). Otra de las medidas es la retirada del sello de Servicio de Inspección Federal a las empresas que comentan tres irregularidades muy graves a lo largo del año.

Las nuevas normas están destinadas a garantizar la seguridad alimentaria además de luchar contra el fraude económico. Se aplicarán a todos los tipos de carne.
De acuerdo con Eumar Nocacki, secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura, el viejo decreto, que tiene 65 años, ha ofrecido "las reglas sanitarias brasileñas que han sido reconocidas por más de 150 países. Pero es justo y apropiado hacer cambios ya que Brasil hoy es diferente". Novacki señala que las nuevas normas tratan temas relacionados con el respeto por el bienestar medio ambiente, la sostenibilidad y animal. Además, aseguró que en este cambio se venía trabajando desde el año 2007.

La revisión cubre la implementación de nuevas tecnologías, la estandarización de los procedimientos técnicos y administrativos, una mayor armonización con el derecho internacional, la interacción con otros organismos públicos de supervisión. Además, se pone al día con la legislación, como el Código de Protección al Consumidor y el decreto que establece el Sistema Unificado de Salud Agrícola (Suasa).

Novacki se refirió a otra innovación, que incluye características y necesidades de las pequeñas empresas agrícolas específicas. Blairo Maggi añadió que enfermedades que afectan a animales tales como zoonosis, en el antiguo RIISPOA, ya no están presentes. Este tipo de preocupación fue reemplazado por patógenos como la salmonella, lo cual es un problema actual.

La nueva norma establece la obligación de renovar el etiquetado de los productos de origen animal cada 10 años y determina los siete tipos de sellos del Servicio de Inspección Federal (SIF). La regulación que se utilizó hasta este miércoles es de 29 de marzo de, 1952 y cuenta con 952 artículos. Con los cambios, el RIISPOA reemplazado por 542 artículos.

Actualización de la RIISPOA es parte de las acciones del Plan Agro +, lanzado el año pasado por Blairo Maggi para simplificar y modernizar la agroindustria. El nuevo reglamento también pone de manifiesto la responsabilidad de las empresas y el Estado en la inspección sanitaria de los productos de origen animal.

Fuente: Eurocarne Digital, 30.03.2017

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.