Subsecretario Ternicier Anuncia Cambios a Programas SAG que Fortalecerán el Desarrollo Ganadero y la Oferta Exportadora de Chile

Importantes anuncios para el sector ganadero nacional realizó el Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, en el marco de una nueva reunión de la Comisión Nacional de la Carne y que apuntan a fortalecer el desarrollo del sector y a mejorar la oferta exportable nacional de cara a los mercados internacionales.

Acompañado del Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Ángel Sartori, y la Directora Nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), Claudia Carbonell, Ternicier explicó que estas medidas apuntan a mejorar el actual sistema PABCO, programa que entrega garantías a los diferentes mercados sobre el buen manejo predial de los animales.

“Hemos dado un paso muy importante con las modificaciones a la norma y que va a significar una mejora en la fiscalización de aquellos predios que no están habilitados para la exportación a los mercados que exigen el no uso de anabólicos y vamos a liberar a aquellos que no lo usan y así quedarán en la primera línea para la exportación dichos mercados. Todo esto apunta a simplificar los procesos y mejorar los sistemas lo que nos permite ampliar la oferta exportable de nuestro país”, enfatizó Ternicier.

En el detalle, la primera medida apunta a que se harán más eficiente las verificaciones a los predios PABCO, ya que se redujo la pauta de ítems a verificar, pasando de 66 a 23, permitiendo que la auditoría sea más ágil y eficaz.

La segunda medida apunta a solucionar el problema de las cuadraturas físicas de animales en los predios. Anteriormente un predio PABCO debía hacer tres cuadraturas físicas de masa animal al año, como una de las medidas exigidas por la Unión Europea para garantizar la trazabilidad de los animales, lo que ha sido muy difícil de concretar dada la extensión de muchos de los predios. En ese sentido se modificó esta exigencia y a partir del 1 de diciembre de este año se deberá realizar solo 1 cuadratura física y dos cuadraturas documentales utilizando la información del sistema Sipec.

Tal como explicó Ternicier, los predios con dificultad para realizar varios conteos físicos de toda su masa en una temporada ahora podrán cumplir con las exigencias establecidas, por lo tanto, sumarse a este programa y ser aptos para la exportación. Con este cambio, cerca de 900 predios se podrán sumar a la oferta exportable de Chile.

La tercera medida anunciada por la autoridad abre una oportunidad a los predios crianceros para que sean proveedores de animales de predios PABCO. Anteriormente, los predios PABCO solo podían generar su propia crianza de animales u obtenerlas de otro predio PABCO, lo que restringía fuertemente las posibilidades de contar con proveedores para animales para engorda. Este cambio comenzará a regir a partir de marzo de 2018 y los planteles de crianceros que podrán ingresar a este sistema tendrán que ser no usadores de anabólicos, estar registrados en el Sipec, tener registrados sus nacimientos y realizar sus movimientos animales hacia PABCO en forma electrónica.

Finalmente, la cuarta medida permitirá mejorar la operatividad de los predios que actualmente no cuenten con acceso a internet, ya que podrán solicitar al SAG el permiso “Predio excepción sin internet”, que les dará la posibilidad de usar formulario papel que debe ser entregado en SAG en 24 horas, quedando de igual forma habilitados para la exportación de carne a los mercados internacionales.

El Director Nacional del SAG, Ángel Sartori, se mostró muy satisfecho con los anuncios, concluyendo que “con todas estas medidas ha sido posible rediseñar el Sistema PABCO con el propósito de hacerlo más eficiente y amplio en su cobertura, y así apoyar aún más el desarrollo y competitividad de la actividad ganadera nacional al ofrecer oportunidades de negocio a muchísimos más productores ganaderos”.

Fuente: www.minagri.cl, 14.11.2017

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.