Programa Potencia Exportaciones del Sector Porcino

La iniciativa, ejecutada por la Asociación de Productores de Cerdo (ASPROCER) y proveedores de insumos alimenticios, busca asegurar la inocuidad.

El Ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, encabezó la ceremonia donde se dieron a conocer los resultados del primer año de implementación del programa de aseguramiento de inocuidad del sector porcino. En la iniciativa, cofinanciada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), la Asociación de Productores de Cerdo (ASPROCER) y empresas proveedoras de insumos, participan todos los agentes de esta cadena productiva. El Programa de Desarrollo Tecnológico (PDT) “Reconversión del Sector Porcino”, iniciado en el 2009, está permitiendo encadenar y coordinar todas las medidas preventivas y de control del riesgo de contaminación de dioxinas, furanos y dl-PCB´s en proveedores de insumos, fábricas de alimentos, planteles de cerdos y plantas faenadoras. Este proyecto tiene un énfasis especial en los medianos y pequeños productores, ya que para un completo desarrollo de la industria es fundamental que integren activamente a sus sistemas de producción los programas de gestión de la inocuidad. Entre las acciones realizadas a la fecha destacan: la capacitación a 359 personas de toda la cadena productiva; la realización de más de 90 auditorías externas a proveedores de insumos de riesgo, plantas de alimentos y faenadoras y planteles de cerdos; y el monitoreo de 611 muestras de insumos de riesgo, raciones de alimentos y carne de cerdo. Además, se creó el Registro de Establecimientos Proveedores Porcinos (REPP), que incluye a los proveedores de insumos de riesgo, fábricas de alimento y planteles porcinos. “La industria porcina nacional tiene estrictas normas de calidad y, por ello, realiza constantes inversiones para mejorar el control de sus procesos y productos. Este programa constituye un paso más para consolidar el alto potencial exportador de este sector, mejorando los sistemas de trazabilidad y de inocuidad”, destacó el Ministro Galilea. Para el sector porcino, el hecho de contar con un programa integrado de inocuidad es fundamental para continuar siendo un sector competitivo a nivel internacional y mantener la exitosa estrategia exportadora que desarrolla la industria desde hace más de una década, la que ha permitido que Chile se sitúe hoy en el sexto lugar del ranking mundial de los países exportadores de esta carne. En el 2009, el 60% de la producción de cerdos fue destinada al consumo local y el resto se exportó a mercados como Japón (34%), Corea del Sur (31%) y la Unión Europea (12%). Los envíos al exterior alcanzaron las 206.368 toneladas —lo que significó un incremento del 7,8%, respecto de 2008—, mientras que los retornos sumaron más de US$ 368 millones. “Este aumento se generó gracias a los altos estándares de calidad e inocuidad que ha demostrado tener la industria, los que han sido avalados por la autoridad sanitaria de los países de destino, cada vez más exigentes”, destacó Juan Miguel Ovalle, presidente de ASPROCER. También ha sido clave en este desarrollo exportador el rol del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), ya que la inocuidad no la hace sólo el sector privado, ni debe ser voluntaria, sino que requiere de una definición a nivel país de controles y sistemas que la garanticen. Sustentabilidad a la producción El PDT tiene una duración de cuatro años y demandará una inversión total de $1.272 millones. De ese monto, FIA —con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC)— financiará el 47%, que es complementado con los aportes de Asprocer. La implementación de esta iniciativa —que se concentra en las principales regiones productoras de cerdos, que son la Metropolitana, de O’Higgins y del Maule— también apunta a la capacitación permanente de los agentes de la cadena productiva del sector y su personal, para el adecuado establecimiento y cumplimiento del programa de inocuidad alimentaria. “Buscamos difundir y transferir los resultados para dar sustentabilidad a la producción y exportaciones de carne de cerdo”, destacó la directora ejecutiva de FIA, Eugenia Muchnik. Los Programas de Desarrollo Tecnológico (PDT) —que empezó a implementar FIA en 2007— articulan un conjunto de instrumentos de fomento para la innovación. Su finalidad es responder a una problemática identificada en un rubro o sector, relacionada principalmente con aspectos tecnológicos. La inversión total en estas iniciativas alcanza a los $ 5.545.751.882, de los cuales FIA —con recursos del FIC— aporta $ 3.383.441.506. Fuente: Boletín FIA Junio 2010

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria
Agenda

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria

29 - 30 de junio y 1 de julio de 2019
Hotel Gran Pacífico, Urmeneta 719, Puerto Montt