Finalizó la Sesión 2018 de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

Presidida en el tercer y último año de su mandato por el presidente de la OIE, Botlhe Michael Modisane, delegado de Sudáfrica, la 86.a Sesión General de la Asamblea Mundial de Delegados de la OIE tuvo lugar en la Maison de la Chimie, en París. Participaron en el evento cerca de 1000 personas, incluidos los delegados de 181 Países Miembros, numerosos científicos y observadores provenientes de 62 organizaciones internacionales, intergubernamentales, regionales y nacionales.

La ceremonia de apertura se celebró en presencia de 21 ministros y representantes gubernamentales de los Países Miembros y de los actores institucionales clave. Tras seis días de consulta, los delegados de la OIE adoptaron 34 resoluciones que incluyeron normas internacionales nuevas o revisadas, destinadas a proteger y mejorar la sanidad y el bienestar animal. Mark Schipp, delegado de Australia ante la OIE, fue electo como nuevo presidente de la OIE y asumirá inmediatamente su mandato por un periodo de tres años.

Sanidad y bienestar de los animales terrestres
Se añadieron o revisaron diversos capítulos sobre las enfermedades de los animales, al igual que algunos de los capítulos horizontales, incluyendo los relacionados con el bienestar animal. El capítulo sobre zonificación y compartimentación fue ampliamente revisado y actualizado, con el fin de ayudar a los Países Miembros a aplicar estos conceptos – zona libre, zona infectada, zona de protección y zona de contención – para un mejor control de las enfermedades animales y la facilitación del comercio seguro.

Un nuevo capítulo sobre vacunación se desarrolló para orientar a los Países en la implementación de programas de vacunación exitosos en apoyo a programas y estrategias de control de enfermedades animales. Igualmente, se modificaron los capítulos relativos a la producción de vacunas de uso veterinario. El capítulo sobre el muermo fue objeto de una revisión mayor para asistir a los Países Miembros en la implementación de medidas más efectivas para la erradicación y el control de esta enfermedad.

Un nuevo capítulo acerca del bienestar animal en los sistemas de producción de cerdos fue adoptado; el capítulo completa los ya existentes para el ganado vacuno de leche y de carne, así como para los pollos de engorde.

Antes de proponerse para adopción por los Países Miembros de la OIE, todas las normas nuevas y revisadas son cuidadosamente examinadas y estudiadas por los expertos de las cuatro Comisiones Especializadas de la OIE (Comisión de Normas Sanitarias para los Animales Terrestres, Comisión Científica para las Enfermedades Animales, Comisión de Normas Biológicas y Comisión de Normas Sanitarias para los Animales Acuáticos), cuyos miembros son elegidos por la Asamblea Mundial de Delegados de la OIE por un periodo de tres años. Próximamente, se publicará en línea la composición de estas comisiones.

La OIE continúa trabajando para mejorar la sanidad y el bienestar animal y facilitar un comercio seguro, especialmente impulsando la implementación de sus normas por parte de los Países Miembros. El tema técnico presentado esta semana, por medio de un cuestionario, buscó identificar y analizar los factores que limitan la implementación de las normas y presentar recomendaciones sobre la forma en que la OIE puede ayudar a los Países Miembros a superar estas dificultades. Entre los desafíos principales reportados por un número significativo de países, se destacan la falta de pericia técnica, una legislación veterinaria desactualizada y la ausencia de confianza y transparencia.

Una de las principales misiones de la OIE es garantizar la transparencia de la situación zoosanitaria mundial, incluyendo las zoonosis. A partir de los informes presentados por los Países Miembros entre el 1 de enero de 2017 y el 6 de mayo de 2018, se presentó a la Asamblea la situación de la sanidad animal a escala global. La Sesión General también constituyó la oportunidad para que los Países Miembros discutieran sus preocupaciones nacionales en esta área, así como los desarrollos actuales en la centralización de la información zoosanitaria.

Se prestó una atención particular a las enfermedades específicas objeto de esfuerzos mundiales de control o erradicación, o a enfermedades de interés mayor, entre ellas: la epizootia mundial de influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) en aves de corral, la peste de pequeños rumiantes (PPR), la fiebre aftosa, la tuberculosis bovina, la dermatosis nodular contagiosa, la peste porcina africana, una enfermedad emergente causada por el virus de la tilapia del lago. 

La Asamblea Mundial de Delegados de la OIE entregó 11 certificados de reconocimiento oficial del estatus sanitario a 10 Países Miembros. Este año no se validó ningún programa de control.

Uno de los objetivos centrales del 6.° Plan Estratégico de la OIE 2016-2020 es el desarrollo, el lanzamiento y la sostenibilidad de un sistema mundial de información zoosanitaria renovado, al igual que su uso continuo por parte de los Servicios Veterinarios. Dentro del proyecto WAHIS+, el desarrollo de una versión ampliada de WAHIS se inició en abril de 2018 con la etapa de diseño general de la plataforma actualizada, que incorporará un enfoque interdisciplinario y holístico en términos de colecta, análisis y difusión de datos e incluirá innovaciones tecnológicas para mejorar la transparencia, calidad y versatilidad de los datos de sanidad animal disponibles a escala mundial en tiempo real, para acompañar el proceso de toma de decisiones.

Además, la interoperabilidad con otras bases de datos mundiales, regionales y nacionales consolidará programas e iniciativas regionales, tales como la evaluación de los Servicios Veterinarios (Proceso PVS), las actividades de seguimiento de la resistencia a los antimicrobianos (RAM), y las estrategias de erradicación de enfermedades. Se ha establecido una sólida gobernanza para apoyar el desarrollo estratégico de este proyecto y garantizar la participación de los sectores involucrados, representando a cada una de las regiones de la OIE y a los diferentes usuarios finales.

Acción mundial para aliviar la amenaza de la resistencia a los antimicrobianos (RAM)
La OIE trabaja activamente en el tema de la RAM y en la concientización sobre el papel crucial de los veterinarios a la hora de supervisar el uso prudente de antimicrobianos en los animales. En este contexto, se dio inicio a la campaña “contamos con ustedes para manejar los antimicrobianos con cuidado” en 2017-2018, con el objetivo de apoyar la Estrategia Mundial de la OIE publicada en 2016. Esta estrategia apoya la colecta anual de datos de los Países Miembros para el seguimiento de las tendencias en el uso de antimicrobianos, al igual que el impacto de los planes de acción nacionales.

En la sección dedicada a la RAM en el Código Terrestre, se introdujeron definiciones nuevas y revisadas de “uso médico veterinario” y “uso no médico veterinario” de antimicrobianos y de “promotores de crecimiento”, con el fin de aclarar las modalidades de notificación por parte de los países del uso de los agentes antimicrobianos en los animales y, de esta manera, contribuir al esfuerzo mundial para contener la RAM.

Estas definiciones hacen hincapié en el rol esencial de la prescripción veterinaria, que debe tener un carácter obligatorio para cualquier uso veterinario. El compromiso necesario para la eliminación gradual del uso de los promotores de crecimiento fue destacado ante los Países Miembros como un mensaje común de la Alianza Tripartita (OMS/FAO/OIE).

Con el objetivo de promover los esfuerzos hechos a nivel mundial, se realizará la segunda conferencia mundial de la OIE sobre la RAM del 29 al 31 de octubre de 2018, que busca una mejor implementación de las normas internacionales de la OIE en este campo.

Fuente: Eurocarne Digital, 29.05.2018

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.