Análisis del proceso de implementación de la Ley N° 21.020

La Comisión Permanente de Tenencia Responsable de Mascotas (CPTRM) ha desempeñado un papel protagónico a nivel nacional en los primeros pasos de la aplicación de la Ley N° 21.020. Los Dres. María José Ubilla y Rodrigo Morales, Directora y Secretario Ejecutivo de la Comisión, respectivamente, detallan los aspectos más relevantes de este proceso.

En primer término, es importante reconocer que el tema de los animales de compañía es un tema de alta relevancia a nivel país, por el alto número de animales que existen en Chile y por su nivel de influencia en la salud de las personas, la salud pública, la fauna silvestre, entre otros ámbitos. En este contexto, se hacía indispensable contar con una ley que regulara la tenencia responsable de mascotas: “Actualmente, Chile está cambiando. El vínculo entre personas y animales de compañía hoy se encuentra regulado por una normativa, que tiene como objetivo proteger la salud, bienestar e integridad de la sociedad. En este sentido, el proceso de aplicación de la ley ha sido un desafío para todas las instituciones del país. Ha sido necesario comenzar por sensibilizar y capacitar respecto a la nueva normativa, con el fin de resolver dudas y entregar los recursos humanos y técnicos para la implementación de la normativa a las instituciones, en un proceso que ha tenido aspectos positivos y negativos”, señala el Dr. Rodrigo Morales, Secretario Ejecutivo de la Comisión Permanente de Tenencia Responsable de COLMEVET.

Dentro de los aspectos positivos, la Dra. María José Ubilla; Directora de la Comisión Permanente de Tenencia Responsable, destaca que “en la actualidad, la autoridad ya cuenta con una base legal para regular el vínculo entre las personas y los animales de compañía, lo que ha permitido organizar está temática en la política pública. Se han generado programas, proyectos y líneas de financiamiento para cumplir los objetivos planteados en la Ley N° 21.020”.

Las principales falencias se han ido vislumbrando en el proceso de aplicar en la realidad lo escrito en el papel: “básicamente, los plazos y recursos no han sido suficientes ni realistas para implementar esta normativa de manera expedita. No ha habido el tiempo suficiente para sensibilizar y capacitar a instituciones y profesionales respecto a sus deberes y responsabilidades, por lo tanto, al momento de aplicar la normativa, en aspectos como el Registro e Identificación de Mascotas, se han notado las limitantes y carencias del proceso”, establece la Dra. Ubilla.

Estas limitantes se han hecho más visibles en sectores vulnerables o donde la problemática tiene otros matices, como es la situación de las zonas rurales. Allí, en general, la falta de profesionales e infraestructura, tanto pública como privada, ha sido una piedra de tope para la implementación eficiente de la Ley.

Para subsanar dichas falencias, la Dra. Ubilla sostiene que “se deben fortalecer los gobiernos municipales, particularmente los regionales, en plazos y tiempos que sean prudentes para la capacitación y ejecución de una normativa tan relevante, como es la Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía, que ha llegado a regular para mejorar y fortalecer el vínculo entre las personas y los animales de compañía en el país”.

Es importante destacar que los integrantes de la Comisión Permanente de Tenencia Responsable a nivel nacional, a través de sus representantes en los diversos consejos regionales de COLMEVET, han ido retroalimentando respecto de cómo ha sido el proceso de aplicación de la Ley, sobre todo en el ámbito del proceso de registro de mascotas, aportando importante data que las autoridades gubernamentales deben tener en consideración.

Actualmente, COLMEVET y la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo se encuentran desarrollando reuniones de trabajo periódicas, con el objetivo de entregar a la institución gubernamental la experiencia y visión del gremio respecto a la política pública. “Hemos logrado el desarrollo de espacios de capacitación colaborativa y reuniones de trabajo en el marco de la tenencia responsable, en miras a desarrollar espacios de trabajo y retroalimentación entre el gremio y la autoridad”, agrega la Dra. Ubilla.

Por último, la Dra. Ubilla pone énfasis en el rol que nos cabe como médicos veterinarios en este importante proceso de cambio: “El desafío como profesionales es comprender la importancia de este cambio social y legal, siendo arquitectos proactivos de esta política pública, apoyando los buenos proyectos y retroalimentando las deficiencias en base a la medicina basada en la evidencia, de forma de entregar a la autoridad la visión técnica profesional que distingue nuestra labor”.

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.