Varamiento de Ballena en Coquimbo

El varamiento de una Ballena Fin en las costas de la región de Coquimbo desató la reacción de distintas instituciones y de la comunidad a nivel local. Entre ellas, representantes del Consejo Regional Coquimbo-La Serena, de COLMEVET.

El lunes 16 de abril, representantes del recientemente creado Consejo Regional COLMEVET Coquimbo-La Serena debieron enfrentar una circunstancia poco frecuente: un Rorcual común o Ballena Fin (Baleanoptera physalus) varó vivo en las costas de la región de Coquimbo, específicamente en el sector de Puerto Aldea, a 8 km al sur de Tongoy. Las autoridades se presentaron en el lugar, junto a un gran número de habitantes de las localidades aledañas, quienes realizaron infructuosos esfuerzos por devolverlo al mar. En el lugar también se hicieron presentes los Dres. Gabriela Arcos y Tomás Pino, representantes del Consejo Regional de Coquimbo-La Serena, quienes fueron contactados por el Sr. Gerardo Cerda, Encargado Regional de la Unidad de Gestión Ambiental del Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA).

Lamentablemente, durante el transcurso de la jornada, el animal -un joven espécimen de 14 m de largo y unas 10 toneladas-, falleció en el lugar. “Hay que entender que un rescate se realiza solo cuando es posible. Después de evaluar la situación por especialistas, devolver la ballena al mar no es sinónimo de rescate. Incluso, puede aumentar su sufrimiento, si el individuo está en estado agónico, presenta fracturas o alguna otra patología”, señaló el Dr. Pino. “Acudimos al lugar del varamiento para ver si podíamos prestar algún tipo de ayuda y, por solicitud del representante de SERNAPESCA, prestamos apoyo en la realización de la necropsia del espécimen, principalmente para la toma de muestras de tejido y recolección de contenido estomacal, debido a que no había tiempo suficiente para que los especialistas del Comité de Varamientos de la Asociación de Médicos Veterinarios de Fauna Silvestre (AMEVEFAS) llegaran para realizarla, ya que se decidió enterrarlo el mismo día”, agregó.

De esta manera, durante la tarde y con un tiempo muy limitado, comenzaron las labores de necropsia y recolección de muestras, conducido por los dos profesionales COLMEVET, quienes extrajeron muestras de diversos órganos, contenido estomacal y fecas,  que fueron entregadas a SERNAPESCA para realizar análisis posteriores. El cadáver del animal fue enterrado en la arena por personal de la Armada ya finalizando la jornada.

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria
Agenda

Segunda reunión Conjunta de la Sociedad de Patología Clínica Animal y de la Sociedad de Patología Veterinaria

29 - 30 de junio y 1 de julio de 2019
Hotel Gran Pacífico, Urmeneta 719, Puerto Montt