Organizaciones civiles y de gobierno abordaron el impacto de la tenencia irresponsable de mascotas en la fauna nativa

El taller titulado “Tenencia Responsable de Mascotas, una oportunidad para apoyar la conservación de la fauna nativa de las áreas rurales”, contó con exposiciones de miembros de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), el Colegio Médico Veterinario (Colmevet) y diversas ONG, quienes explicaron, bajo sus aristas, cómo la tenencia irresponsable de perros y gatos afecta la fauna silvestre.

El perro es considerado como una amenaza prioritaria en aproximadamente 60% de las áreas protegidas del Estado en Chile. Existe evidencia de que animales de compañía impactan negativamente sobre la fauna silvestre desde Arica a Tierra del Fuego, incluyendo especies en categorías de conservación como huemules, pudúes, en las cuales puede afectar directamente su conservación. Según estas mismas cifras, un 12% de los ingresos de mamíferos a centros de rehabilitación de fauna silvestre se deben a ataques por perros.

Para buscar soluciones a esta problemática, se realizó este taller cuyo objetivo fue exponer desde la perspectiva de distintas agrupaciones de la sociedad civil, gobierno y algunas ONG, el impacto que genera la tenencia irresponsable de mascotas, principalmente de perros y gatos, en la fauna silvestre.

En la actividad, Colmevet invitó a que no solo se reflexione ante esta problemática, sino que también se tomen decisiones y realicen acciones concretas respecto de la transmisión de información y conocimiento, además de reconocer los puntos críticos dentro de la comunidad, así como también conocer, respetar, aplicar y hacer respetar las normas vigentes.

La Dra. María José Ubilla, presidenta electa de Colmevet, quien también expuso en el taller sobre las consideraciones de bienestar animal y salud pública bajo una tenencia responsable de mascotas, recalcó que “tenemos la convicción que cuando trabajamos colaborativamente, consideramos la expertise técnica, científica y de terreno, y trabajamos codo a codo entre las instituciones del Estado y la sociedad civil, el resultado es un círculo virtuoso que aportará a un desarrollo sustentable de Chile. Con esta mirada, todos ganamos”.