Nueva Zelanda Interviene en Demanda Australiana contra Caza de Ballenas Japonesa

En una movida calificada por el ministro de relaciones exteriores australiano como “estratégica”, el gobierno de Nueva Zelanda decidió “intervenir sin hacerse parte” en la demanda de Australia ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya contra la denominada “caza científica” de ballenas de Japón en el santuario de ballenas del Océano Austral.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Kevin Rudd, anunció que el gobierno de Nueva Zelanda no se sumará como parte en la demanda australiana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra la denominada “caza científica” de ballenas que realiza Japón en el santuario de ballenas del Océano Austral. Sin embargo, afirmó que sí “intervendrá” en el caso mediante comunicaciones orales y escritas ante la CIJ que evidencian que “la caza de ballenas en el Océano Austral es contraria a las obligaciones aplicables bajo las convenciones internacionales”. Rudd afirmó que la decisión de Nueva Zelanda es "una medida estratégica que ayudará a poner fin a la denominada “caza científica” de ballenas". Por su parte, su homólogo neocelandés, Murray McCully explicó que si su país se hubiera presentado como parte en la demanda, Australia no habría podido nombrar un juez para conocer el caso. Esto porque Nueva Zelanda ya cuenta con un juez en la CIJ y al presentar la demanda en conjunto, Australia perdería su derecho a nombrar un juez para el caso. Según McCully la decisión de intervenir permitirá que el caso proceda “sin demora”. Rudd confirmó que la decisión de Nueva Zelanda era lo que Australia deseaba. “Nueva Zelanda ha confirmado nuevamente ser un fuerte aliado de Australia en los desafíos para terminar con la caza científica y mejorar la conservación global de las ballenas” agregó Rudd. En junio pasado Australia presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya contra la “caza científica” de Japón en el Océano Austral. En relación a las operaciones balleneras que Japón desarrollará este año en la zona de búsqueda y rescate neocelandesa, McCully informó que su gobierno no enviará embarcaciones de la Armada al Océano Austral para monitorear las confrontaciones entre balleneros y activistas de la organización Sea Shepherd. “La Armada no puede enviar uno de sus nuevos buques de patrulla en alta mar, ya que todavía están en fase de prueba final” afirmó McCully. La caza comercial de ballenas se encuentra prohibida a nivel global por una moratoria adoptada por la Comisión Ballenera Internacional en 1982. Sin embargo desde su entrada en vigor en 1987, Japón ha ignorado la moratoria y ha continuado cazando ballenas a escala comercial abusando de un resquicio legal que permite a los países auto otorgarse cuotas de captura de ballenas con fines de investigación científica.

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.