Estudio de un Caso de Contagio Accidental por Mycobacterium tuberculosis durante la Necropsia a un Perro

Mycobacterium tuberculosis es la mayor causa de tuberculosis humana. La infección en animales de compañía es adquirida principalmente por contacto directo con un humano afectado, y por ello se diagnostica raramente en países con bajos índices de incidencia de tuberculosis. De ahí que el conocimiento general de esta enfermedad sea bajo.

En un trabajo realizado por el Instituto de Patología Animal de la Universidad de Berna (Suiza), se ha realizado un estudio del potencial riesgo de infección en profesionales veterinarios por M. tuberculosis en el transcurso del examen clínico y patológico de un perro con tuberculosis diseminada inesperada. El perro se presentó con síntomas de enfermedad en el sistema nervioso central. No obstante, su rápido deterioro impidió que se le hiciera un análisis clínico completo. El examen post-mortem reveló una micobacteriosis sistémica, y fue detectada M. tuberculosis mediante amplificación por PCR de extractos de ADN de secciones de tejido introducidos en parafina, así como por la técnica del spoligotyping. Las investigaciones sobre el contagio realizadas entre los propietarios y el personal veterinario se hicieron a través de una prueba de interferón gamma (IFN-gamma), e indicaron que el perro paciente no había infectado a humanos en vida. Sin embargo, pruebas serológicas y de IFN-gamma en uno de los dos gatos que estuvieron en contacto directo con el perro paciente sugirieron que podría haberse producido transmisión de M. tuberculosis. Un hecho destacable es que los tres patólogos que realizaron la necropsia del perro dieron positivo. La infección accidental parece que fue debida por inhalación de la M. tuberculosis contenida en los aerosoles producidos al usar una sierra eléctrica para abrir la cavidad cerebral. Como consecuencia de esto, los procedimientos rutinarios para las necropsias se han readaptado, y se ha comenzado un programa de vigilancia de enfermedades, incluida la tuberculosis. Los resultados de este estudio resaltan la importancia del conocimiento de las enfermedades y del diagnóstico a tiempo de agentes infecciosos que pueden causar zoonosis para optimizar la seguridad en el trabajo del personal veterinario. Fuente: Portal Veterinario Argos Posthaus H, Bodmer T, Alves L, Oevermann A, Schiller I, Rhodes SG, Zimmerli S. Accidental infection of veterinary personnel with Mycobacterium tuberculosis at necropsy: A case study. Vet Microbiol. 2010 Nov 24. [Epub ahead of print]

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.