Ácidos Grasos Omega 3 Ayudarían en el Tratamiento de la Artritis en Caballos

Se ha comprobado que los ácidos grasos omega 3 compiten con los omega 6 para producir prostaglandinas y que las que derivan de los primeros tienen menos efectos inflamatorios.

La osteoartritis es una enfermedad común entre los caballos y, potencialmente, puede acabar con su vida útil. Según señala vetsweb.com, un grupo de investigadores ha descubierto que los ácidos grasos omega 3 tienen acciones antiinflamatorias directas y podrían ayudar a tratar este problema. La inflamación se caracteriza por dolor, hinchazón, calor, enrojecimiento y pérdida de uso de la extremidad. Uno de los mediadores más importantes de la inflamación (las sustancias responsables de iniciar y regular el proceso inflamatorio) es la prostaglandina, que se produce a partir de ácidos grasos en las membranas celulares. Los mediadores de la inflamación generalmente se producen a partir de ácidos grasos omega 6. La complementación dietética de ácidos grasos omega 3 puede contrarrestar la respuesta inflamatoria de varias maneras. La mayor concentración de ácidos grasos omega 3 puede competir con los ácidos grasos omega 6 para producir prostaglandinas. Los productos finales generados a partir de ácidos grasos omega 3 tienen menos efectos inflamatorios que los que habitualmente proceden de ácidos grasos omega 6. Los ácidos grasos omega 3 se deben proporcionar como mínimo durante un periodo de 28 días antes de que tengan un efecto sobre el ciclo inflamatorio. En un estudio con 16 caballos con artritis confirmada de la rodilla, menudillo o corvejón un grupo de científicos investigaron los efectos de los complementos de ácidos grasos omega 3 proporcionados durante 90 días. La artritis fue confirmada mediante una radiografía y el análisis de la placa de fuerza, que detecta diferencias de peso en cada pata. Los complementos de omega 3 disminuyeron significativamente las concentraciones plasmáticas de prostaglandinas y la cantidad de glóbulos blancos del líquido articular, lo que indica que había menos inflamación en las articulaciones. El análisis de la placa de fuerza, reveló que los caballos tendían a soportar más peso sobre la extremidad coja, pero esto no fue estadísticamente significativo. Se necesitan más investigaciones para determinar cómo los complementos de ácidos grasos omega 3 pueden beneficiar a los caballos cojos o reducir la dosis de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos administrados para controlar las cojeras. Fuente: Portal Veterinario Argos

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.