Una Gran Oportunidad para Desentrañar un Lenguaje Universal

La comunicación con feromonas es algo que tienen en común todas las especies de animales.

El Primer Simposio Internacional sobre Comunicación Química Entre los Seres Vivos, del que CEVA fue el patrocinador principal, contó con la presencia de más de 200 participantes pertenecientes a diferentes campos científicos, como veterinarios y especialistas en comportamiento. Las feromonas son sustancia químicas que transportan información entre animales de la misma especie y que modifica el comportamiento de los animales que las perciben. Se han encontrado en todas las especies del reino animal, tanto mamíferos como artrópodos o pájaros, y sobre este tema se habló en este simposio. La identificación de las moléculas que componen las feromonas hace posible la utilización de los mensajes químicos para obtener un comportamiento predecible como destacó Patrick Pageat (veterinario clínico y director de Investigación y Desarrollo en Pherosynthese). La utilización de las feromonas para lograr bienestar en los animales que viven en zoos ha dado resultados prometedores en elefantes, tigres y lobos. En la conferencia que impartió el Dr. Xavier Manteca (de la Facultad de Veterinaria de Barcelona) destacó el trabajo realizado en animales de granja y cómo las feromonas son de gran utilidad a la hora de mejorar el bienestar de los animales de producción así como el rendimiento económico de las explotaciones. Comunicación y Socialización en el Perro Todas las secreciones del cuerpo de los perros (saliva, orina, secreciones de la piel y los genitales, etc.) contienen señales químicas que potencialmente influyen en la comunicación mediante el olfato, bien por transmisión directa (cuando se encuentran cara a cara) o bien por señales que dejan en el entorno. De hecho, cada perro tiene un perfil químico que refleja su estado emocional, como explicó el Dr. Jaume Fatjó durante su conferencia. Las feromonas son moduladores del comportamiento que interactúan con otros factores, como el contexto social y las experiencias anteriores. Durante el periodo sensible de los cachorros que iría desde las 2,5 semanas a las 12 semanas, los cachorros pueden socializarse con otros perros, con otras especies y habituarse a su entorno. El Dr. Gary Landsberg de Toronto, comentó que una insuficiente socialización puede llevar a reacciones de miedo y agresividad en perros que en su etapa adulta no gestionan correctamente los estímulos nuevos. Landsberg presentó un estudio en el que el uso del collar DAP durante las clases de cachorros mejora tanto su aprendizaje como la satisfacción del propietario en comparación con los cachorros que llevaban un collar con placebo. La Comunicación Social Felina y el Bienestar Al contrario que para los humanos, que piensan que la soledad y el retiro son síntomas de tristeza, los gatos tienen una auténtica necesidad de control y sus relaciones sociales son mucho más limitadas. La Dra. Sarah Heath del Reino Unido comentó durante su conferencia que las casas en las que convive más de un gato, tienen un alto potencial de incompatibilidades sociales que desembocan en situaciones de ansiedad que pueden llegar a manifestarse con síntomas clínicos como alteraciones en la ingesta de alimento, cistitis o patologías dermatológicas. Con este escenario, las feromonas felinas pueden utilizarse para disminuir los síntomas de tensión social y como tratamiento preventivo a la hora de introducir un nuevo gato en casa. Así mismo, se sabe que los cambios en el entorno también producen estados de ansiedad en los gatos. Sobre este aspecto se centró la conferencia de la Dra. Rachel Casey de la Universidad de Bristol. Controlar el entorno olfatorio y de estímulos químicos de los gatos y dejar que expresen su comportamiento normal, como puede ser el de la caza o evitar el contacto visual directo, mejora el bienestar de los felinos. Las feromonas sintéticas han demostrado su impacto positivo en cuanto a la forma en la que los animales responden a un nuevo entorno. Protocolos de Tratamiento y Uso de Feromonas Los problemas de comportamiento son frecuentes en perros y gatos y muchas veces son la causa de que deban eutanasiarse. La Dra. Kersti Seksel de Australia comentó que los problemas relacionados con la ansiedad son los más frecuentes y que un estudio ha revelado que 1 de cada 6 o 7 perros están afectados por este tipo de patología. En los gatos, los porcentajes son similares. Las feromonas sintéticas combinadas con la terapia de modificación de conducta son el tratamiento de elección. Las feromonas son una herrameinta fácil y llevan a obtener una respuesta rápida. La Dra. Debra F. Horwitz de Estados Unidos compartió su experiencia en el uso de las feromonas en el tratamiento de perros que sufren ansiedad por separación, miedo a los ruidos, petardos y tormentas y en los gatos para el tratamiento del marcaje con orina y el marcaje con arañazos verticales debido a situaciones estresantes (como los cambios de domicilio o los viajes). Las feromonas también pueden ser útiles en los problemas médicos recurrentes relacionados con la ansiedad, como la cistitis idiopática felina. El Dr. Ranieri Verin de la Universidad de Pisa, presentó los resultados de un estudio de gatos con problemas de comportamiento y su relación con patologías que impiden el correcto funcionamiento de los órganos que detectan las feromonas. Conclusiones Las conferencias impartidas durante el simposio fueron un indicador del gran potencial de las feromonas. También se destacó que los estudios científicos están enfocados a una aplicación práctica. En animales de compañía, todos los expertos destacaron la importancia del uso de las feromonas y el estudio de la experiencia previa y el entorno del animal a la hora de tratar los problemas de comportamiento. Nota: Pherosynthese es un centro de investigación especializado en etología aplicada y comunicación química fundado por el Dr Patrick Pageat y el Sr. Hugues Lucas de Leyssac en noviembre de 1995. Sus investigaciones se centran en diferentes aspectos de la comunicación química: biología química y molecular, entre las mascotas, en los animales de deporte, en los animales salvajes; en el bienestar en los animales de producción y sobre entomología y parasitología aplicada.

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.