Métodos Científicos para Saber Cómo se Sienten los Animales

Hasta ahora se han realizado estudios que permiten saber si los animales sufren dolor, si tienen estrés o si prefieren unos u otros alimentos. Científicos australianos centran ahora su trabajo en tratar de comprender el estado emocional de los animales.

Investigadores del instituto de investigación australiano CSIRO está estudiando cómo mejorar el bienestar del ganado por medio del desarrollo de métodos científicos que permitan determinar “cómo se sienten” los animales en respuesta a prácticas de manejo habituales. El objetivo es reducir el estrés y el dolor en el ganado e incrementar no sólo su bienestar sino también su productividad. Cada vez existe más preocupación de la opinión pública por el bienestar de los animales, y los consumidores buscan productos que cumplan con las normas de bienestar. Por ello, las industrias australianas del sector se están centrando en mejorar las prácticas ganaderas para cumplir con las expectativas de cambio. Es amplia e internacionalmente reconocido que se deben cuantificar los costes no sólo biológicos sino también emocionales de los animales que se utilizan para producir alimentos. Esto requiere nuevos métodos para lograr el bienestar necesario en su entorno en la granja. La ciencia de la medición de objetivos del bienestar animal es relativamente nueva. Los métodos actuales enfatizan en gran medida la cuantificación de los indicadores biológicos del estrés, por ejemplo, mediante pruebas sanguíneas que muestran cambios en los sistemas fisiológico o inmune de los animales. Estudios del comportamiento animal también se han utilizado para indicar estados emocionales obvios como el dolor o el malestar, o preferencias por alimentos distintos. Sin embargo, todos estos estudios proporcionan información relativamente limitada. Hasta ahora, el mayor vacío en la capacidad para evaluar el bienestar animal ha sido la capacidad de entender los estados emocionales de los animales en distintas situaciones en las granjas, como sistemas de acabado intensivos o en situaciones determinadas como una sequía. Los científicos australianos utilizan principios cognitivos basados en teorías psicológicas humanas para determinar las emociones animales. El reto es entender de una manera rigurosamente científica cómo funciona la mente de los animales. Esto costará bastante tiempo y es una de las áreas clave de la ciencia estratégica llevada a cabo por el equipo de Bienestar en Ganadería en el CSIRO. Los resultados de estas investigaciones permitirán conocer las funciones emocionales y cognitivas de los animales y el impacto de las prácticas ganaderas en el bienestar animal. Esta investigación se lleva a cabo en colaboración con el INRA de Francia.

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.