Día del Colegio Médico Veterinario

Durante los últimos 54 años, en el mes de octubre, se celebra el día en que entra en vigencia la Ley 11.901 que crea el Colegio Médico Veterinario de Chile, entidad que agrupa a los médicos veterinarios de nuestro país, motivo más que suficiente para hacer algunas reflexiones sobre el significado del Colegio, sus potencialidades, sus debilidades, sus fortalezas y el futuro que enfrenta esta organización.

El difícil ambiente en que se desempeñan los colegios profesionales desde que vio la luz el Plan Laboral impuesto sin lugar a discusión o participación, redundó en una serie de decisiones que afectaron gravemente el quehacer de este tipo de organizaciones gremiales. Basado en una equivocada concepción de la libertad de trabajo, se procedió a quitarle a las organizaciones gremiales de los profesionales, una serie de prerrogativas que debilitaron profundamente su capacidad de operar, siendo particularmente negativo el hecho de privar a los Colegios la capacidad otorgada en tiempos democráticos acerca de la obligatoriedad que tenían los profesionales médicos veterinarios de inscribirse en el Colegio para poder ejercer la profesión entregada por la Universidad. Con esa decisión, se privó a los Colegios de su principal fuente de financiamiento, dejándolos subordinados a subsistir por la participación de los profesionales más conscientes de la necesidad de tener una alternativa que permitiera dar a conocer a la sociedad cual es la posición de los médicos veterinarios frente a iniciativas y problemas que tienen que ver con el ámbito de acción que abarca la profesión. Desde este punto de vista es necesario recordar que los médicos veterinarios tienen una tremenda responsabilidad y se desempeñan en un amplio abanico de actividades de las cuales, a riesgo de olvidar algunas, podemos mencionar entre otras a la salud y bienestar animal, producción animal inocuidad de alimentos, salud pública, sanidad pesquera, acuicultura, producción de alimentos de origen animal, historia natural, medio ambiente, investigación y docencia universitaria. Quienes nos mantenemos en el Colegio hacemos un llamado a todos los colegas desde Arica a la Región Antártica, a incorporarse al Colegio de la Orden Veterinaria, para fortalecerlo y poder hacer llegar su opinión con mayor fortaleza para asegurar que los temas en los que participa la profesión, reciban el tratamiento adecuado para que puedan contribuir al desarrollo de nuestra sociedad, especialmente en el momento en que temas como el de alimentos han alcanzado un muy particular estado de avance, lo que permite pensar que prontamente Chile realmente pueda convertirse en una potencia agroalimentaria.

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.