Chile Deberá Descentralizarse antes del 2030 si Quiere Alcanzar el Desarrollo

Si Chile quiere continuar con su desarrollo, debe ser un país descentralizado mediante un Modelo de Estado Regional en 2030.

Esa es la meta que proponen especialistas, corporaciones ciudadanas, centros y universidades tras más de cinco años de investigación. Ello, a través de alrededor de cuarenta propuestas y fundamentos para construir una política de Estado y un nuevo programa de gobierno, que serán presentados el 12 y 13 de junio en el ex Congreso Nacional. Las conclusiones plantean la creación de un Modelo de Estado Regional que no sea ni centralizado ni federal, sino que unitario en lo esencial y descentralizado en todo lo que contribuya a un desarrollo social y territorial más equilibrado e integrado. Esta construcción gradual y progresiva se haría por medio de un nuevo trato entre el Estado y los territorios, donde se utilizarían instrumentos zonalmente diferenciados desde las comunas y regiones. Para esto se proponen tres aspectos que los expertos consideran fundamentales: descentralizar política, administrativa y fiscalmente; fortalecer las capacidades locales y regionales, y contar con la participación de la ciudadanía y el control democrático. La comisión compuesta, entre otros, por Heinrich von Baer -presidente del Consejo Nacional para la Regionalización y Descentralización de Chile (Conarede) y coordinador del programa de institucionalidad y políticas públicas regionales del Instituto de Desarrollo Local y Regional de la Universidad de la Frontera (IDER)- y Hans Eben -ex presidente de Icare y miembro del directorio de varias empresas importantes en el país- propone algunas medidas que consideran estratégicas. La más emblemática y "la madre de todas las batallas de descentralización política" es la elección popular de los presidentes de los gobiernos regionales, la que en el mejor de los casos debería producirse en las elecciones de 2016, junto a las municipales y las de consejeros regionales. A juicio de los expertos, la estabilidad del cargo estará dada por el período de su mandato, con la posibilidad de ser reelecto, quizás, por no más de dos períodos. Para ellos, el Modelo de Estado Regional significa elección del ejecutivo en la respectiva región y la designación de una autoridad a nivel de provincia del gobierno central, que es de la confianza del Presidente de la República para ejercer funciones del Estado nacional como seguridad pública, Fuerzas Armadas y policías. "Las políticas y estrategias nacionales, para que sean bien articuladas con las estrategias regionales, deben ser singulares y propias de cada región", dice Von Baer. Además, los expertos recalcan el deber de hacer explícita una política de Estado de largo plazo, y más que eso, instalar el compromiso de crear bajo el gobierno que fuere, una comisión de Estado plural, representativa y calificada, que diseñe y transforme las propuestas en proyectos completos. La comisión debería crearse antes de la próxima elección presidencial, ya que eso significará disponer de una mirada a largo plazo que permita llegar a la meta para 2030 El Capítulo Metropolitano El centralismo está afectando a la capital y le quita oxígeno a las regiones, además de crear externalidades negativas como la contaminación, dice Eben. Santiago es la capital mundial del mayor grado de deterioro de la salud mental de sus habitantes: la mala calidad de vida, el estrés, la alta tasa de suicidios, entre otros, hacen urgente detener el crecimiento de la urbe y desarrollar nuevos polos. "Hay que atacar las causas, y esas son la familia y la educación: pilares importantes que garantizan el progreso económico. La descentralización juega un papel fundamental porque la calidad de vida está muy mal y eso afecta la productividad", añade Eben. Reconoce que puede que pronto se alcance la meta de desarrollo de US$ 20 mil per cápita, pero advierte que mientras mayor es el crecimiento económico, mayor es la concentración de poder económico y político por lo que conlleva un riesgo. Aún así, advierten que el fin no es la descentralización, sino el desarrollo y la apertura de más y mejores oportunidades para todos. Centralización que Afecta la Productividad "Comparado con los países OCDE, Chile en productividad es un país de 4,5 millones de habitantes, pero en consumo es un país de 41 millones", dice Hans Eben. Y agrega que si no descentralizamos, de aquí a cinco años no habrá siquiera posibilidad de crecer al 6%. Hoy, el país produce US$ 16,9 por hora y eso no ha aumentado en los últimos años: "Comenzará a disminuir porque el capital humano para sostener el crecimiento y la productividad no está", indica. De hecho, dentro de los países OCDE, Chile produce un cuarto de lo que corresponde a los países desarrollados. Los expertos reconocen el buen trabajo del Gobierno en la creación de alrededor de 170 mil emprendimientos, ya que esas oportunidades, que están generalmente en el área de servicios, son las más fáciles de llevar a regiones. Asimismo, recalcan que esperar que esto comience solo por parte de las grandes empresas no es el camino. Traspaso de Poder "Compartir el poder no es perderlo", señala. Y en esto Von Baer es enfático. Asegura que en Chile la descentralización es como la obra de Beckett "Esperando a Godot": "Godot nunca llega". Además, señala que las propuestas en torno a la descentralización nunca se han concretado porque ha faltado convicción, voluntad política y consecuencia con lo comprometido. "Esto porque toca las puertas del poder. Descentralización es traspaso de poder, dispersarlo", afirma. Desde 1999 tanto los candidatos como los presidentes vienen prometiendo medidas que nunca se han concretado. Para evitar que se tome solo como una promesa eleccionaria, se debe comenzar cuanto antes con los cambios. En la propuesta que será lanzada el 12 y 13 de junio bajo el título "Chile descentralizado... desarrollado" proponen más participación ciudadana y control democrático sobre el avance de los procesos. Una iniciativa que parta de la sociedad civil y de horizonte generacional más que electoral, trascendente más que contingente, y que pueda realizarse durante los próximos cuatro sucesivos períodos de gobierno. ¿Por qué Ahora Sí? Dos razones serían las que dan esperanzas para que hoy se produzca el cambio. La primera tendría que ver con las señales de que el actual Chile centralizado no da para más. "Sin caer en alarmismo, estamos sentados en varias bombas de tiempo. Nunca antes ha habido movilizaciones regionales transversales de la fuerza de la de Magallanes, Aysén, Araucanía, Calama y Freirina. No necesitamos más para asumir y resolver", comenta Von Baer. Y plantea que la segunda razón es que hoy tanto la ciudadanía como las empresas tienen conciencia de que la centralización no da para más. El modelo postula que solo lo que los niveles microlocales y mesoregionales no hacen igual o mejor, lo debería hacer el nivel nacional. "En Chile la pirámide esta al revés. El nivel nacional esta sobrecargado, congestionado, absolutamente hipertrofiado para hacerse cargo eficientemente de demandas locales y regionales que, con gente creativa e inteligente, se pueden resolver mejor a nivel local", dice Von Baer. Si bien recalcan que no hay fórmulas fijas a priori y que su función no es hacerlas y menos recomendar que las hagan, creen que en Chile debe haber un criterio de diferenciación según el grado de rezago en cuanto a acceso a oportunidades q tengan distintas localidades. "Eso significa mirar al país desde la periferia", sostienen. La sociedad descentralizada dispersa poder, oportunidades y poder de decisión. Y si bien la tarea debe entrar con fuerza en la sociedad civil para obtener buenos resultados, los expertos dicen que la experiencia extranjera demuestra que descentralizar el poder político es básico: "El proceso de descentralización, más allá de promesas, no se desencadena cuando no hay traspaso de poder", afirma Von Baer. Aspiración Una iniciativa que parta de la sociedad civil. De horizonte generacional más que electoral, trascendente más que contingente, es lo que propone la iniciativa. Fuente: El Mercurio, 13/05/2013

Comenta este artículo

Nombre:

Mail:

COMENTARIO:



*El Colegio Medico Veterinario de Chile A.G., se reserva el derecho de eliminar los comentarios inapropiados o mal intencionados.