Uso Indiscriminado de Antimicrobianos, un problema de Salud Pública

Uso Indiscriminado de Antimicrobianos, un problema de Salud Pública


La resistencia antimicrobiana es un problema mundial que afecta a la salud pública, jugando un rol importante la Medicina Veterinaria. Se ha  notificado esta resistencia en humanos, animales silvestres y el hombre, es aquí donde el concepto “una salud” debe ser aplicado, ya se sabe que el 60% de los patógenos que atacan al hombre provienen de los animales ya sea domésticos como silvestres. Por otra parte es importante considerar las bacterias involucradas en las Enfermedades de Transmisión Alimentaria (Salmonella spp, Campylobacter, E. Coli, Stapylococcus aureus), por lo que el abordaje del problema debe ser multidisciplinario.

Compartir

El gran problema en nuestro país es que no existen datos sobre resistencia antimicrobiana, por lo tanto no hay un diagnóstico, es importante destacar que se usan los mismos antimicrobianos en animales como en el hombre.  Estos son usados en animales de abasto como promotores del crecimiento, en bajas dosis y en tiempos prolongados lo que lleva a que la resistencia sea traspasada a la microbiota intestinal de quien consume estos productos, el ciclo se completa cuando la materia fecal de estos animales contamina el suelo y el agua y otros animales o el hombre se contaminan con estas bacterias resistentes, debemos considerar también el uso de antimicrobianos en las mascotas y el estrecho lazo que tienen con las personas.

Hacemos un llamado al uso prudente de antimicrobianos, no se deben usar por ejemplo si no estamos seguros que el diagnóstico involucra bacterias, se deben usar en las dosis e intervalos de tiempos adecuados y que están documentados por estudios científicos, no asociar antimicrobianos que no suman un mayor espectro de acción.

Entre las medidas alternativas al uso de antimicrobianos se encuentran el control de residuos medicamentosos en animales de abasto, buen manejo sanitario y nutricional en los animales de abasto para evitar usarlos como promotores del crecimiento, al respecto el año 2013 la FDA (Food and Drug Administration) llamó voluntariamente a no usar antibióticos como promotores del crecimiento y qué pasó? al parecer muy poco. No se deben  usar los antibióticos en tratamientos generales como prevención en animales de abasto sino que individuales, solo cuando está justificado usarlos.

El uso responsable de los antimicrobianos es un desafío que debemos emprender todos, bajo el concepto de “una salud”.  No debe haber un nivel aceptable u óptimo de antimicrobianos en los animales de abasto, ya que este es un problema de años donde no se puso toda la atención necesaria, se pensó que siempre le ganaríamos la batalla a las bacterias, con la investigación y el uso de nuevos antimicrobianos, pero ya hemos visto la aparición de la “súper bacteria” que es resistente a todo lo conocido hasta hoy.

Medidas urgentes: elaborar reglamentos, educar a los Colegas, establecer un sistema de vigilancia epidemiológica de manera de tener registros. Prevenir, el uso de vacunas es importante, la preocupación por el aspecto sanitario. Realizar más investigación, conformar grupos de estudio de la problemática.

Crear una comisión nacional para el Control de la Resistencia Antimicrobiana, donde estén involucrados los Ministerios de Medio Ambiente,  Salud, Agricultura y Pesca.

Como conclusión, los antimicrobianos se deben usar solo para tratamiento. Una de las medidas importantes a implementar es la obligación de usar receta para los antibióticos de uso veterinario de tal manera que solo el Médico Veterinario pueda recetar.
 

Patricia Escárate Cortés
Presidenta COLMEVET


Compartir
Califica la noticia